Colegio Español de Nuestra Señora del Pilar y Santiago Apóstol

COLEGIO ESPAÑOL DE NUESTRA SEÑORA DEL PILAR Y SANTIAGO APÓSTOL
Una institución educativa que tenga como fin llevar las almas para el Cielo educándolas en lo mejor de la tradición hispánica (click aquí para versión en español o aquí para versión en inglés)

sábado, 25 de julio de 2015

La Vigorosa personalidad de Santiago Apóstol


Santiago Apóstol, su significación en la cultura hispánica

LA VIGOROSA PERSONALIDAD DEL APÓSTOL SANTIAGO


Santiago el Mayor y su hermano San Juan Evangelista eran los hijos del Zebedeo, un pescador galileo, y de Santa María Salomé, pariente de la Santísima Virgen. Ambos hermanos fueron llamados al Apostolado el mismo día y de la misma forma en que poco antes habían sido llamados otros dos hermanos, Pedro y Andrés, en las orillas del Mar de Galilea.


Cristo tuvo por predilectos a: Simón, Santiago y Juan. Ellos fueron los elegidos para presenciar los momentos más solemnes: para verle transfigurado en el Tabor; para presenciar la resurrección de la hija de Jairo; para acompañarlo en los momentos previos a la Pasión en el Huerto de los Olivos. Sólo ellos tres recibieron de Cristo sobrenombres especiales: a Simón, lo llamó Pedro; a Santiago y Juan, Boanerges o sea “los hijos del trueno”.

CUALIDADES CARACTERÍSTICAS DEL APÓSTOL
Santiago es el modelo especial que nos ha dado a nosotros Jesucristo al destinarlo en su Providencia para Padre de nuestras Iglesias. Sus virtudes y sus defectos deben ser para nosotros lecciones provechosas para nuestro caracter peculiar, como dice Zacarías de Vizcarra. Sus principales defectos (antes de su santificación): la ambición, la desunión y el apasionamiento, son defectos frecuentes entre nosotros a los que deberíamos oponer las virtudes que llevaron a Santiago a recibir la palma del martirio. 

Sus virtudes especiales son la esperanza y la fortaleza, el espíritu varonil, de vanguardia, caballeresco y su espíritu mariano.

LAS DOS FORMAS DE REPRESENTAR AL APÓSTOL SANTIAGO

Dos son las principales formas de representar a Santiago Apóstol: la figura del peregrino que corresponde a su espíritu de vanguardia que lo lleva a ser el primero en abandonar la Tierra Santa para ir a predicar a los gentiles, y la del matamoros que corresponde a ese espíritu caballeresco. 

Esta segunda representación del Santo es la que proviene de la tradición de la Guerra de la Reconquista. Los musulmanes habían invadido casi toda España, entonces los españoles se levantaron en armas para recuperar, reconquistar su territorio. Casi 800 años duró esta guerra que concluyeron los Reyes Católicos con la toma de Granada, el mismo día que recibieron a Colón que pedía apoyo para su expedición. La importancia de esta guerra para el espíritu nacional fue enorme. Luchaban por algo justo: estaban defendiendo su patria y su religión. Tanto que cuando lograron terminar esa guerra tan larga, se encontraron que estaban todos mucho más unidos y que su Fe era cada vez más fuerte, tanto habían tenido que sufrir por defender su tierra y su Fe, que, como era lógico, el amor por su patria y por la fe cristiana había crecido y se había fortalecido. En este marco es que, en algún momento, en que la guerra no era favorable a los cristianos, estos acudieron con sus oraciones a Santiago Apóstol y el Santo los ayudó a lograr la victoria. De allí proviene esta segunda forma de representación del Patrón Santiago. 


Las misiones cumplidas por la Iglesia de Santiago para exaltación y gloria de la Cristiandad han sido: 
  • la lucha contra el paganismo del Mundo Antiguo (el gran Obispo de Córdoba, Osio en Grande, preparó la conversión de Constantino); 
  • la lucha contra el Arrianismo (también en la persona de Osio organizador de el Concilio de Nicea paladín junto con San Atanasio de la fe ortodoxa); 
  • la lucha contra el Islam (siete siglos y medio los hijos de Santiago lucharon contra los muslines); 
  • la lucha contra el particularismo feudal en pro del universalismo católico (dos tumbas en los dos extremos del mundo cristiano generaron las peregrinaciones de los cristianos, las órdenes caballerescas para proteger a los peregrinos, la idea de unidad de la Cristiandad: la de Jesucristo en Jerusalén, la de Santiago en Compostela, toda Europa atravesada por los caminos de Santiago); 
  • la lucha contra los albigenses (por medio de la predicación de Don Diego, Obispo de Osma; de Santo Domingo de Guzmán de la Orden de predicadores y dela acción hábil y diplomática de la Reina Regente Doña Blanza de Castilla, madre de San Luis); 
  • la conversión del Nuevo Mundo (misión encomendada por la Providencia a la Iglesia de Santiago. La Providencia, que no deja nada al azar hizo que en la misma fecha de la fiesta del Pilar el 12 de octubre, fuera la fecha en que Colón llegara al Nuevo Mundo); 
  • la lucha contra el protestantismo (España se opuso tenazmente a la difusión del protestantismo bajo los reinados de Carlos V y Felipe II)