Colegio Español de Nuestra Señora del Pilar y Santiago Apóstol

COLEGIO ESPAÑOL DE NUESTRA SEÑORA DEL PILAR Y SANTIAGO APÓSTOL
Una institución educativa que tenga como fin llevar las almas para el Cielo educándolas en lo mejor de la tradición hispánica (click aquí para versión en español o aquí para versión en inglés)

martes, 24 de noviembre de 2015

La música litúrgica + Dos invitaciones: Conferencia + Concierto


Ofrecemos a los lectores otro fragmento del P. Alfredo Saénz sobre la música y les
recordamos
las invitaciones a:

CONFERENCIA: Salmodia y en-cantamiento del alma en la vida litúrgica Cristiana, disertante: Dr. Rubén Peretó Rivas, lugar: Facultad de Ciencias Económicas, UNCuyo, día: jueves 26 de noviembre, horario: a las 20:30 hs.

CONCIERTO de música sacra, intérpretes: Estudio Coral Universitario, un coro de renombre internacional, director: Guido Vacca, día: domingo 6 de diciembre, horario: 21 hs, lugar: Salón de la Parroquia Jesús de la Divina Misericordia, entrada: 50 pesos. 

Dos eventos para no perderse
CONFERENCIA 26 de noviembre y CONCIERTO 6 de diciembre


La armonía viril de su canto llano, cuando colmaba la inmensa iglesia, debía impresionarles como la suprema expresión sinfónica de la armonía natural y sobrenatural.

(E. Mâle, L’art religieux du XIIe siècle en France)
 
 
La Música Gregoriana
por Padre Alfredo Sáenz, S. J.
 
(…) Nos hemos referido a la música gregoriana, también llamada «canto llano», la música más congruente con la catedral medieval. No podemos alargarnos en exaltar acá la belleza, profundidad y sacralidad de dicho tipo de música. (Lo hemos hecho, si bien sucintamente, en nuestro ensayo La música sagrada en el proceso de desacralización, en «Mikael» 9 (1975) 29-64. Si se quiere algo más extenso se leerá con provecho la excelente obra de A. Charlier, El canto gregoriano, Areté, Buenos Aires, 1970).
Al crear el mundo en siete días, Dios quiso darnos la clave de todos estos misterios. La Iglesia, por su parte, celebra la sublimidad de los designios del Creador cantando siete veces por día sus alabanzas en las horas del Oficio divino. (E. Mâle, Op. Cit.)

Por algo dijo Mozart, una de las figuras supremas de la música universal: «Yo daría toda mi obra por haber escrito la melodía gregoriana del prefacio de la misa». Rodin ha admirado la integración de esta música en el espacio catedralicio: «Los acentos saltan para unirse musicalmente a la bóveda arquitectónica. La música y la arquitectura se encuentran, se entrecruzan, se juntan en elegantes melodías... Las voces se mueren de piedad. Sílabas latinas, lengua amada» (Rodin, Augusto, Las Catedrales de Francia, Buenos Aires, El Ateneo, 1945, p. 230-231).
Y en otro lugar: «La música religiosa, hermana gemela de esta arquitectura, termina de desvanecer mi alma y mi inteligencia. Después se calla; pero por largo tiempo sigue vibrando aún en mi, ayudándome a penetrar en la vida profunda de toda esa belleza que no cesa de renovarse, que se transforma según los puntos desde los cuales se la contempla; desplazaos un metro o dos, y todo cambia; sin embargo, el orden general persiste, como la varía unidad de un hermoso día. Las antífonas y responsorios gregorianos tienen también este carácter de grandeza única y diversa; modulan el silencio como el arte gótico modela la sombra» (ibid., 190).

¿dónde está Este texto?

SAÉNZ, Alfredo, S.J., La Cristiandad y su Cosmovisión, Buenos Aires, Gladius, 1992.